Little Empire es un juego que me ha parecido muy divertido y tan adictivo que no he parado de jugar. La verdad es muy difícil dejar de jugar