Un juego que me ha dejado con la boca abierta últimamente es Major Mayhem y por el simple hecho de dejarme boqui abierto se convierte en un juego