¿Qué tan seguros son los sistemas de desbloqueo?

Los sistemas de bloqueo de los móviles han sido creados de acuerdo a la necesidad de tener seguridad en los dispositivos, tener a salvo números telefónicos, direcciones, contraseñas, información personal, datos bancarios, fotografías y vídeos, son sólo algunas de las cosas que necesitamos mantener seguras en nuestros teléfonos celulares.

Por lo que contar con la mayor seguridad posible para el resguardo de la información, es algo que a todos los usuarios nos preocupa. A continuación te presentamos los sistemas más comunes de bloqueo para móviles y qué tanta seguridad ofrecen al usuario.

Deslizar y dibujar

Las opciones de desbloqueo en donde se utiliza sólo una barra para deslizar o el dibujo de una forma en la pantalla del teléfono, son las más inseguras, ya que cualquiera puede observar la secuencia.

Aunque no es el método más seguro, sí es la opción más sencilla y amigable para los usuarios que buscan un poco de comodidad.

1

Código de n dígitos

Un código de 4 dígitos como el que incorporan algunas versiones del iPhone tampoco es la mejor forma de mantener protegido tu móvil. Pero, si el sistema operativo del teléfono te lo permite, entre más dígitos y mayor combinaciones, mayor seguridad.

Huella digital

Es una opción de bloqueo que puede no ser tan segura como piensas. Solamente imagina la cantidad de objetos que tocas a diario y la cantidad de huellas digitales que dejas. Aunque burlar la seguridad de este tipo de sistemas es un poco más complicado, lo cierto es que tampoco es imposible.

En la mayoría de los casos, la efectividad de estos sistemas tiene mucho que ver con la calidad del dispositivo que escanea la huella digital y el rendimiento de la aplicación que procesa la información.

2

Detección corporal

La detección corporal permite mantener desbloqueado el dispositivo si se detecta que el usuario lo lleva consigo. Sin embargo, la principal desventaja de este método es que, la detección corporal no puede distinguir qué cuerpo está conectado.

Cuéntanos, ¿Cuál es tu sistema de bloqueo favorito?