¿Por qué mi teléfono aún no se actualiza a la última versión Android?

Las actualizaciones del sistema operativo Android son el dolor de cabeza de la mayoría de usuarios, cada día existe mayor diferencia entre los smartphones actualizados a la última versión y los que tienen otras versiones.

La prioridad de las empresas a la hora de actualizar no tiene nada que ver con los teléfonos antiguos, por lo que teléfonos que no llevan mucho tiempo en el mercado.

Si se habla de actualizaciones es necesario considerar las capas de personalización, un aspecto importante en los equipos Android, actualizar un teléfono no es solamente coger la actualización que ofrece Google, empaquetarla y enviarla vía OTA.

Gracias a la capa de personalización que debe poner cada marca, los tiempos del proceso de actualización se multiplican. No solo por el tiempo que tardan en adaptar la actualización a su software, o mejor dicho, el tiempo que tardan en adaptar su software a la actualización, esta se puede demorar unos cuantos meses respecto a un teléfono con Android puro o casi puro.

actualizacion

Las operadoras son otro punto débil en cuanto a lo que actualizaciones se refiere, ya  que la compañía fabricante recibe las modificaciones de la operadora, las testea y las integra en el software, por lo que es fácil que el proceso se alargue, y más aún si surgen inconvenientes, cosa que suele ocurrir.

Además cabe destacar que algunas operadoras también les gustan incluir bloatware y suelen llenar los teléfonos de apps pre-instaladas, en su mayoría inútiles.

Android N ya está aquí, aunque de momento en beta, y hasta hace poco apenas había teléfonos actualizados a Android Marshmallow, quitando los Nexus de Google. La cifra actual tampoco es que sea muy alta, seis meses después que la actualización se hiciera oficial.

¿Cuál es tu opinión acerca del tema?