¿Por qué ayer WhatsApp nos decepcionó?

Ayer nuevamente se volvió a colgar WhatsApp y la compañía continua demostrando que cuando tienen problemas con sus servicios -Facebook, Instagram, WhatsApp y Facebook Messenger, no acostumbran a alertar con un comunicado oficial sobre lo que está ocurriendo, ni hacer seguimiento de la evolución de su servicio.

La cuenta de Twitter oficial sobre el estado de WhatsApp tenía como última publicación la de febrero de 2014, uno de esos días para olvidar del servicio de mensajería instantánea.

Pero en realidad ¿Qué pasó?, pues bien, los servidores de WhatsApp como los de cualquier página o servicio web, tienen unas ciertas limitaciones para el procesamiento e intercambio de información. Y es que, aunque las redes de telefonía móvil aguantaron a la perfección este año, el servicio de mensajería instantánea no lo hizo.

995634

El excesivo volumen de datos intercambiados superó los máximos soportados por los servidores de Facebook dedicados a su aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, lo que simplemente se tradujo en retrasos en el intercambio, así como la imposibilidad de conectar con los servidores en cuestión. Se generó una cola de solicitudes que iba despachándose conforme se atendían solicitudes anteriores, lo que hizo imposible intercambiar mensajes con una respuesta inmediata por parte de sus servidores.

El problema puede deberse a muchas causas, desde un ataque de denegación de servicio  contra la plataforma, hasta simples problemas técnicos por el estado de los servidores o, simplemente, una saturación de la infraestructura.

Y aunque no hay confirmación de Facebook, parece más que evidente que así fue, se colapsaron los servidores de WhatsApp.