Mejora en la autonomía de los smartphones

La autonomía de las baterías es un aspecto que los usuarios demandan mejorar día tras día, durante una época los fabricantes se preocuparon por otros detalles pero no por el rendimiento de la batería.

En Samsung se refleja esta tendencia con claridad en sus anteriores smartphones Samsung Galaxy, sin embargo en  los modelos presentados a partir de finales de 2015 se aprecia un importante cambio en lo que a la capacidad y duración de la batería se refiere.

El lanzamiento de los Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge no se recibieron tantas críticas en el apartado de la duración de la batería. Desde entonces, los surcoreanos parecen haber tomado nota puesto que desde entonces hemos empezado a experimentar una nueva tendencia en muchos de sus nuevos modelos: baterías de mayor capacidad.

Con los 2.600 y 2.550 mAh de las baterías de los Samsung Galaxy S6 Edge y Samsung Galaxy S6 pueden fijarse como punto de inflexión a este respecto. Aunque con anterioridad ya había modelos Samsung Galaxy con baterías de mayores proporciones que la media, desde finales de 2015 podemos apreciar cierto cambio en este apartado técnico. De hecho, los mismos Samsung Galaxy S7 y Samsung Galaxy S7 Edge de este año han mejorado ostensiblemente con baterías de 3.000 y 3.600 mAh de capacidad, algo que los usuarios han agradecido enormemente.

El Samsung Galaxy S7 Active ofrecerá a los potenciales clientes una autonomía de 4.000 mAh. Un dato muy a tener en cuenta no solo por su capacidad, sino a su vez por las 5.1 pulgadas de su pantalla.

No debemos olvidar a su vez las tecnologías de carga rápida que reducen el tiempo para abastecer de electrones a las baterías, especialmente en esas de mayor capacidad que en otros tiempos requerirían un tiempo extra para alcanzar el 100% de su carga.