Galaxy Note 7 y su tecnología Bio Blue

Hace poco Samsung mostraba la pantalla flexible que debería protagonizar la nueva gama Samsung Galaxy X, una pantalla AMOLED de 5,7 pulgadas que viene con una resolución Quad HD de 2.560 x 1.440 píxeles y que mide tan sólo 0,3 mm de espesor. Ahora la compañía presenta la tecnología de pantalla Bio Blue que, según los rumores, protagonizaría la pantalla del Samsung Galaxy Note 7 y sus futuros dispositivos VR.

Se ha conocido el Samsung Galaxy Note 7 un equipo con un display 4K de 5,5 pulgadas (3.840 x 2.160 píxeles) que integra como principal novedad la nueva tecnología Bio Blue, orientada a reducir los niveles de luz azul al 6%. La misma pantalla sin la tecnología Bio Blue sólo permite alcanzar un nivel de reducción del 32%. Un nivel de luz azul bajo significa menos fatiga ocular y menos tensión para los ojos.

samsung-galaxy-note-5-s-pen-2

Todos los rumores apuntan que la compañía podría utilizar estas pantallas de mayor resolución para el Samsung Galaxy Note 7, pensadas para ser usadas en dispositivos VR con la finalidad de evitar o reducir la fatiga que producen este tipo de sistemas. Es evidente que una resolución tan alta no es necesaria para nuestro smartphone de uso diario, pero es una opción que muchas empresas empiezan a asimilar con el fin de garantizar una mayor calidad y resolución para disfrutar de contenido en realidad virtual.

La pantalla mostrada en un panel AMOLED que tiene un tamaño de 5,5 pulgadas y presenta una resolución de 3.840 x 2.160 píxeles, lo que resulta en una impresionante densidad de píxeles de 806 ppp. Sin embargo, la pantalla cuenta con sólo 350 nits de brillo y un 97% de espectro de color.