Cyanogen amado por muchos odiado por otros

Los amantes del cambio de ROM seguramente conocen de muy bien a Cyanogen, quien  con el OnePlus One, montó Cyanogen OS como su software predeterminado. Pasando  de ser una ROM famosa a un nuevo referente en el mundo de los sistemas operativos de móviles.

Cyanogen OS combina Android Puro y opciones de personalización, por lo que durante los últimos años ha crecido y alcanzado acuerdos importantes.

Gracias a Cyanogen OS algunos dispositivos abandonados en cuanto a actualizaciones por sus fabricantes reciben sus dosis de Marshmallow e incluso de Android N cuando sea presentado. Cyanogen ofrece la posibilidad de actualizar los teléfonos a las últimas versiones de Android de forma no oficial, dando al usuario una experiencia que muchas veces hasta mejora el software oficial de su teléfono.

Mantener los dispositivos actualizados es un esfuerzo que no todos los fabricantes han estado dispuestos a hacer, mucho menos con los dispositivos de gama media y baja.

bloglogo1-optimized

El objetivo de Cyanogen es distanciarse de la versión de Android que llevan los Nexus sustituyendo las aplicaciones de Google por otras. La tendencia probablemente siga así, puesto que el CEO de Cyanogen ya expresó su voluntad de diferenciarse cada vez más de la versión que ofrece Google.

Desde su constitución como empresa hace tan solo dos años, Cyanogen ha crecido de forma considerable, habiendo llegado a muchos dispositivos diferentes de forma extraoficial y teniendo un lugar como el  OS que montan dispositivos de fábrica y siendo capaces de recibir financiación de diferentes compañías.

La intención de Cyanogen es seguir por ese camino, abrirse a más marcas y que su software se vea como algo imprescindible para los usuarios.

Cuéntanos, ¿Qué opinión tienes de Cyanogen OS?