¿Cuál móvil pierde más potencia al calentarse, el Galaxy S7 o el LG G5?

Con la salida de nuevos terminales, se ha medido la pérdida de potencia que hay en los nuevos terminales como el Samsung Galaxy S7 y el LG G5 cuando se ponen al rojo vivo.

Es necesario recordar que ni el LG G5 o el Samsung Galaxy S7 se calientan “porque sí” en el día a día. Para la prueba se ha sometido a los equipos a varias pasadas de 3DMark Slignshot y Geekbench 3, dos test que ponen a prueba el rendimiento de los dispositivos y, como no, esto genera que sus procesadores acumulen temperatura.

La diferencia entre ambos equipos es la forma cómo gestionan el calor, normalmente lo que suelen hacer los sistemas que tienen los equipos para enfriarse es bajar el rendimiento de su hardware a un nivel que permita alcanzar una temperatura de nuevo óptima.

Como ya se observó en el Mobile World Congress 2016, el Samsung Galaxy S7 y su refrigeración líquida permitían que el calor se disipara y en ningún momento llega a quemar la carcasa del equipo.

En el test 3D Mark Slingshot, se ve como el LG G5 tiene una curva descendente de rendimiento en todo momento mientras que el Samsung Galaxy S7 estabiliza mucho antes calor y potencia.

1

En el test  Geekbench, muestra un resultado también parecido entre ambos terminales, como podemos ver a continuación.

2

El LG G5 pierde cerca del 40% de su rendimiento total mientras que el Samsung Galaxy S7 se estabiliza y nunca reporta menos de un 20 o 25% de la potencia total de su Exynos 8890, frente al Snapdragon 820 del otro modelo coreano.